Jaume Tomas

“Cada persona puede aportar una visión diferente y única de un mismo rincón de la ciudad. Palma tiene mucho por enseñar; y nosotros, por descubrir.”


Jaume Tomàs es profesor de música y reside en Mallorca, y desde que adquirió su cámara réflex supo que le apasionaba la fotografía. Con ella, cada día descubre algo nuevo: paisajes, edificios, animales...

¿Qué significa para ti la fotografía?
La fotografía para mí es una forma de observar. Es una herramienta con la cual intento reflejar mi visión de las cosas.

¿Qué es lo que más te apasiona de esta afición/profesión?
Intentar aportar un punto de vista diferente. Me gusta pensar, esperar una imagen y lograr concretarla.

¿Qué cuentan de ti tus instantáneas? ¿Y qué hay detrás de ellas?
Busco momentos únicos y bellos. Me pierdo entre las calles de los pueblos y la ciudad persiguiendo un momento o un encuadre especial.

¿Qué es lo que más te gusta fotografiar?
Me gustan la naturaleza, el paisaje y la ciudad.

¿Por qué has elegido Instagram como plataforma de comunicación?
Porque es muy inmediata, fácil de usar y se puede llegar a mucha gente, ya que es una aplicación para móvil.

¿Por qué crees que es importante que los ciudadanos participen en el concurso Palma365? ¿Cómo los animarías a participar?
Porque cada persona puede aportar una visión e interpretación diferente y única de un mismo rincón o panorámica de la ciudad, de su gente, etc. Creo que Palma tiene mucho por enseñar y nosotros por descubrir. Animaría a todos, turistas y residentes, a participar porque Palma es una ciudad preciosa y en cada momento del día tiene una luz diferente. Es un reto encontrar esa luz que nos gusta, jugar con las sombras para destacar un elemento que nos llama la atención, jugar con reflejos, personas en las fotografías, capturar el movimiento en la ciudad...

Tres estaciones, tres planes. ¿Qué propuestas recomendarías hacer a quienes visitan Palma durante el invierno, la primavera, y el otoño?
En Invierno me encanta pasear por los campos de almendros en flor en Establiments; en primavera, subir a pie al castillo de Bellver y pasear por sus alrededores; y en otoño, pasear por el centro de la ciudad, La Seu, la Rambla...

Y si tuvieras que elegir un solo rincón de Palma por encima de todos, ¿con cuál te quedarías?
Me quedo con el casco antiguo de la ciudad.

Si un amigo de fuera te dice que está planeando hacer un viaje a Palma, ¿qué plan le dirías que no se puede perder bajo ningún concepto?
El centro de la ciudad es una maravilla.

texto cookies