Andrés Navarro

“Mi rincón favorito de Palma es la plaza de la Drassana”


Andrés Navarro es un mallorquín de 38 años que trabaja en el sector sanitario. Le gusta viajar y disfrutar de la buena gastronomía, siempre acompañada de un buen vino. Una de sus pasiones es la lectura. También es runner y aficionado a la fotografía gracias a Instagram.

¿Qué significa para ti la fotografía?
Para mí, la fotografía es una forma de expresión. Es plasmar un estado de ánimo, un lugar, un momento o una situación en la que puedas transmitir cualquier tipo de sentimiento que te transporte hacia ese lugar sin haber estado o que te haga ir a visitarlo. La fotografía es una mirada personal de lo que uno tiene a su alrededor.

¿Qué es lo que más te apasiona de esta afición/profesión?
El buscar ese momento, el esperar a que suceda y poder captar esa instantánea. En mis fotografías intento siempre que aparezca una persona, un objeto, algo que me caracterice y que la persona que la vea pueda decir: “sabría reconocer esta fotografía como tuya entre un montón”. De hecho, éste es un comentario que me dejó un seguidor en una de las fotos de mi galería de Instagram.

¿Qué cuentan de ti tus instantáneas? ¿Y qué hay detrás de ellas?
Mi día a día, el estar en cualquier lugar y capturar ese instante que estoy viviendo.

¿Qué es lo que más te gusta fotografiar?
Difícil responder. Me gusta fotografiar todo lo que tengo alrededor. En mi galería todas las imágenes están hechas con teléfono móvil y eso me ofrece la comodidad de capturar cualquier momento.

¿Por qué has elegido Instagram como plataforma de comunicación?
Porque es una forma de “viajar” por el mundo, de “visitar” lugares que no están en las guías, de compartir momentos… En Instagram no se compite por hacer la mejor foto, simplemente compartes. Es una plataforma en la que te pueden aconsejar a la hora de visitar una ciudad y, además, puedes conocer gente como en cualquier otra red social.

Por qué crees que es importante que los ciudadanos participen en el concurso Palma 365? ¿Cómo los animarías a participar?
Porque es una forma de conocer mejor tu ciudad, de fijarte en esos pequeños detalles que normalmente no ves, de pararte un momento para contemplar aquello que vas a fotografiar y disfrutarlo.

Tres estaciones, tres planes. ¿Qué propuestas recomendarías hacer a quienes visitan Palma durante el invierno, la primavera y el otoño?
En invierno, pasear por el casco antiguo. En primavera, hacer una visita guiada de la “Ruta de los patios de Palma”. Y en otoño, pasear por el Born, llegar hasta la Plaza de la Reina, los jardines de s’Hort del Rei y acabar en el Parc de la Mar para contemplar desde ahí la Seu.

Y si tuvieras que elegir un solo rincón de Palma por encima de todos, ¿con cuál te quedarías?
La plaza de la Drassana.

Si un amigo de fuera te dice que está planeando hacer un viaje a Palma, ¿qué plan le dirías que no se puede perder bajo ningún concepto?
Hacer una ruta de los edificios modernistas de Palma: el Gran Hotel, la Casa de les Mitjes, la casa Forteza-Rey, Can Casasayas y la Pensión Menorquina. Y el que sin duda, para mí, tiene más encanto: Can Barceló.

texto cookies