Dani Cardona

"En cada imagen hay una parte del que la ha hecho. Los ciudadanos deben participar en el concurso fotográfico Palma365 porque queremos ver cómo comprenden y ven su ciudad."

Dani Cardona en Instagram


Palma, 1971. Después de estudiar arquitectura técnica y motivado por su interés en la fotografía y el fotoperiodismo, comenzó a trabajar como fotógrafo freelance en 1997. De 1998 a 2010, trabajó para la agencia de noticias Reuters fotografiando deportes y noticias de actualidad. Desde 2010, su interés en la fotografía y el arte se ha dirigido al comisario artístico y la publicación de libros. Es autor de los fotolibros: 2009 photo diary (2010), Paraíso (2014), Agujero (2015, en colaboración con el dibujante Pere Joan) y Les vacances de Monsieur Rabatel (2017).

¿Cuándo descubriste la fotografía? ¿Pensaste que te ibas a dedicar a ello?

Descubrí la fotografía tarde, a los 24 años. Estaba terminando Arquitectura Técnica en Barcelona y, por casualidad, llegó una cámara a mis manos. Me fascinaba la fotografía de calle. Tres años después toda mi vida giraba en torno a la fotografía y me dedicaba a ello profesionalmente.

¿Qué es lo que más te gusta de esta profesión?

Lo que más me gusta es la posibilidad de convertir al fotógrafo en un espectador que documenta lo que sucede a su alrededor. Da igual lo que sucede frente a ti. La fotografía parte de la representación de la realidad en la que el fotógrafo selecciona un encuadre y un motivo entre infinitas posibilidades.

¿Cómo describirías tu estilo?

Documental.

¿Destacarías algún proyecto/alguna foto de la que estés especialmente orgulloso/a?

Lo bueno de terminar un proyecto es que siempre empieza otro. Me siento orgulloso de mantener la motivación y seguir explorando las posibilidades que nos ofrece el lenguaje de las imágenes en una época en la que cada vez van a tener más protagonismo.

Las redes sociales han acercado la fotografía a la ciudadanía, ¿qué opinas de esto?

Vivimos un momento sin precedentes en la historia de la fotografía. Nunca había habido tantas personas en el mundo que llevaran siempre encima una cámara de fotos y tuvieran tanta facilidad para compartirlas. En redes sociales como Instagram, se suben mas de 60.000 fotos por minuto. Las imágenes se están consolidando como un lenguaje independiente, en el que ya no se valora solo la estética sino su significado y el modo en que son interpretadas.

¿Por qué crees que es importante que los ciudadanos participen en el concurso Palma365? ¿Cómo los animarías a participar?

En cada imagen hay una parte del que la ha hecho. Los ciudadanos deben participar en el concurso fotográfico Palma365 porque queremos ver cómo comprenden y ven su ciudad.

¿Algún consejo profesional para los participantes del concurso Palma365?

Que no se dejen llevar por como debe ser una buena foto y que ellos mismos sean los que nos impresionen con su trabajo.

Dicen que la luz de Mallorca (y por tanto también la de Palma) es mágica. ¿Estás de acuerdo? ¿Por qué?

El sol es el mayor y mejor foco del que puede disfrutar un fotógrafo. En Palma tenemos una media de 300 días de sol al año. Solo tenemos que buscar la hora del día que nos ofrece la mejor luz. Que más se puede pedir.

Palma está viva en verano, pero también el resto del año ¿qué recomendarías hacer a quienes la visitan en invierno, en primavera y en otoño?

Primavera y otoño son las mejores estaciones para disfrutar de la ciudad. Es la época en la que podemos sacar partido de todas las posibilidades que nos ofrece Palma (y Mallorca).

Si tuvieras que elegir un rincón de Palma, ¿con cuál te quedarías?

El convento de Santa Clara, en el centro de Palma. Me hace sentir que me he trasladado a otra época. Además, no puedo evitar disfrutar de los dulces que hacen las monjas de clausura, están buenísimos.

texto cookies