Javi Saguillo

"En Palma me gusta la luz de otoño y de invierno, que coincide con la soledad de los espacios y crean una atmósfera familiar pero extraña. También la atmósfera de primavera, con su toque optimista, me parece bonita."

Javi Saguillo en Instagram


Aprendo todo lo que sé de la profesión asistiendo al fotógrafo Pedro Coll. Más adelante comienzo a realizar todo tipo de encargos en la isla. Poco a poco mi carrera se enfoca hacia campañas publicitarias y lifestyle de viaje para clientes nacionales e internacionales.

A la vez, trato de compaginarlo con algún proyecto personal, tanto de moda como de foto de calle. También me introduzco en el mundo del vídeo, trabajando mayormente como director de fotografía.

Me gusta la fotografía extraña y optimista. La composición, la acción, el color, el control, el descontrol, la literatura y el equilibrio.

¿Cuándo descubriste la fotografía? ¿Pensaste que te ibas a dedicar a ello?

Mi madre empezó a trabajar con el fotógrafo Pedro Coll cuando yo era un niño, siempre estaba revoloteando por las sesiones, rodeado de cámaras y de libros de fotografía, por lo que crecí empapado de ese mundo y me formé como fotógrafo sin saberlo.

No pensé que me fuera a dedicar a ello en un principio, pero al terminar mis estudios me di cuenta que lo que más me gustaba era el cine, la literatura y la fotografía, y lo que tenía más cerca era esto último. También pienso que era la profesión más realista a la que dedicarse de las tres.

¿Qué es lo que más te gusta de esta profesión?

Que te obliga a vivir más, a estar en los lugares que fotografías e interaccionar con la gente que fotografías. Algo que al menos yo no haría si no fuera fotógrafo.

¿Cómo describirías tu estilo en tres palabras?

Acción, Composición y Color.

¿Destacarías algún proyecto/alguna foto de la que estés especialmente orgulloso/a?

Muy difícil autoseleccionarse. Hay una foto que hice en Artbasel de Miami, de una señora mirando un cuadro lisérgico y estridente, lleva un vestido que se mimetiza con el cuadro y un corte de pelo perfecto para la composición. Una escena extraña de la que aquella señora nunca fue consciente.

Las redes sociales han acercado la fotografía a la ciudadanía, ¿qué opinas de esto?

Las redes han hecho que ahora todo el mundo haga mejores fotos y que tenga una educación visual mucho más potente. Hay fotógrafos míticos como David Alan Harvey, Martin Parr, Alex Webb o Steve Mccurry entre otros, que usan mucho las redes y es una buena manera de acercarse a su trabajo. También es muy útil para descubrir nuevos fotógrafos.

¿Por qué crees que es importante que los ciudadanos participen en el concurso Palma365? ¿Cómo los animarías a participar?

Especialmente si quieren dedicarse a la fotografía siempre es interesante presentarse a concursos, porque le dan visibilidad a tu trabajo. Además, a veces te obliga a salir a la calle y consigues fotos que si no no tendrías.

¿Algún consejo profesional para los participantes del concurso Palma365?

En el plano romántico, que tengan referencias de fotógrafos y miren mucha fotografía, mucho cine y mucha literatura. La fotografía tiene mucha literatura implícita que a veces la gente olvida y que te ayuda a contar historias.

En el plano práctico que potencialmente sean versátiles, tanto en la técnica como en el estilo, y que no le den tanta importancia a los procesos de cómo hacer una foto, sino a la foto en sí.

Dicen que la luz de Mallorca (y por tanto también la de Palma) es mágica. ¿Estás de acuerdo? ¿Por qué?

Pienso que hay mucho mito con la luz especial de los lugares, siempre se dice que todo lugar tiene una luz especial, lo que hay son horas de luz mejores según la época del año o la hora del día. En Palma me gusta la luz de otoño y de invierno, que coincide con la soledad de los espacios y crean una atmósfera familiar pero extraña. También la atmósfera de primavera, con su toque optimista, me parece bonita.

Palma está viva en verano, pero también el resto del año ¿qué recomendarías hacer a quienes la visitan en invierno, en primavera y en otoño?

En otoño salir por la Costa Nord, en invierno ir a Cine Ciutat, y en primavera pasear por el casco antiguo a primera hora de la mañana.

Si tuvieras que elegir un rincón de Palma, ¿con cuál te quedarías?

La Sifonería en Gomila.

texto cookies